miércoles, 20 de febrero de 2019

Caminar Para Reducir La Mortalidad


En un artículo publicado en la revista British Journal of Sports Medicine del mes de abril de 2008, miembros del Departamento de Epidemiología y Salud Pública del University College (Londres), se proponen cuantificar la asociación entre caminar como actividad física y el riesgo de enfermedad cardiovascular y de mortalidad por todas las causas, en mujeres y hombres, con buen estado de salud.

El estudio, realizado mediante el método del meta-análisis, ha utilizado como bases de datos a Medline, Cochrane Database y Web of Science, hasta Mayo del 2007. Se han seleccionado los estudios epidemiológicos prospectivos realizados sobre la asociación entre caminar como actividad física y las enfermedades cardiovasculares, así como con la mortalidad debida a todo tipo de causas.

Los resultados han sido los siguientes: fueron incluidos en el meta-análisis 18 estudios prospectivos que incorporaban un total de 459.833 participantes, libres de enfermedad cardiovascular en la línea de salida del estudio, con 19.249 casos en el seguimiento. El meta-análisis de los trabajos seleccionados demostró una reducción significativa del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y de la mortalidad por todas las causas en aquellos participantes con niveles más elevados de horas dedicadas a caminar a lo largo de la semana.

Efectos de caminar sobre la salud


Es evidente una relación dosis/respuesta (a mayor “dosis de caminar” mayor “respuesta beneficiosa para la salud”) cuando se comparan los tiempos dedicados al caminar con el riesgo de enfermedad cardiovascular y de mortalidad por todas las causas. Las conclusiones de los autores del meta-análisis son las siguientes: los resultados de los 18 estudios prospectivos sugieren que caminar de manera regular se asocia inversamente con el desarrollo de enfermedad cardiovascular (enfermedad coronaria, infarto de miocardio, angina de pecho, ictus e insuficiencia cardiaca congestiva) y de mortalidad por todas las causas, por lo que apoyan las recomendaciones genéricas actuales respecto a la actividad física: unos 30 minutos de moderada actividad física 5 o más días a la semana, o bien 20 minutos de ejercicio físico vigoroso 3 días a la semana.

Estos resultados se observan tanto en mujeres como en hombres. Si la actividad física es básicamente caminar, pueden conseguirse beneficios, aunque mínimos, caminando aproximadamente al menos 2,5 horas a la semana con un paso a ritmo moderado (3,2 - 4,6 Km/hora). Mayores beneficios pueden obtenerse si se camina a un paso vivo (más de 4,8 Km/hora). Los mecanismos a través de los cuales se producen estas relaciones beneficiosas son, en gran parte, desconocidos y deben ser objeto de futuras investigaciones.

martes, 19 de febrero de 2019

Enfermedad Celiaca O Intolerancia Al Gluten


El gluten es un compuesto de varias proteínas que se encuentra en diferentes tipos de cereales entre los que destacan el trigo, el centeno, la cebada o la avena. La intolerancia permanente al gluten, también conocida como enfermedad celíaca, es la enfermedad crónica intestinal más frecuente en España.

Afecta aproximadamente a 1 de cada 300 personas y la padecen individuos con una predisposición genética. Es frecuente que coincidan varios casos en una misma familia de Farmacia San Pablo Teléfono y existe una elevada concordancia entre gemelos. Sin embargo, no se conoce con exactitud la forma de herencia de la enfermedad celíaca y la pueden presentar individuos sin ningún antecedente familiar.

Esta enfermedad es el resultado de una reacción del sistema inmunitario contra el intestino delgado desencadenada por el gluten contenido en la dieta. Se produce una inflamación del recubrimiento interno del intestino, y las vellosidades intestinales (prolongaciones microscópicas en forma de pelo que sirven para absorber los nutrientes) disminuyen de tamaño o incluso desaparecen. Como consecuencia de ello, se produce una malaabsorción intestinal que da lugar a diarrea y déficit de nutrientes.

Cuando se presenta la intolerancia al gluten


La enfermedad celíaca puede manifestarse a cualquier edad, aunque en los niños pequeños sólo aparece una vez que se han introducido los cereales en la dieta. Por razones que se desconocen, determinados factores como el embarazo, el estrés o incluso infecciones víricas pueden desencadenar el inicio de la enfermedad en personas adultas susceptibles. Los síntomas de la enfermedad celíaca son muy inespecíficos y pueden confundirse con los de cualquier otro trastorno digestivo. Entre ellos destaca la diarrea, distensión abdominal, pérdida de apetito y de peso.

La determinación de anticuerpos específicos en un análisis de sangre puede hacer sospechar el diagnóstico, pero la confirmación del cigarro sólo se obtiene con una biopsia del intestino delgado. El único tratamiento consiste en seguir de forma muy estricta una dieta sin gluten. Es muy importante leer siempre las etiquetas de composición de los alimentos, aunque sean de consumo habitual.

Alimentos que contienen gluten:


  • Pan y harinas de trigo, cebada, avena, centeno y triticale
  • Productos de pastelería y repostería
  • Pastas italianas y sémola de trigo
  • Bebidas fermentadas o destiladas a partir de cereales (cerveza, whisky)
  • Productos manufacturados en cuya composición entre cualquiera de las harinas citadas y en cualquiera de sus formas: almidón, almidones modificados y féculas

Alimentos que pueden contener gluten:


Solamente están permitidos si el fabricante especifica que no tienen gluten.

  • Embutidos y productos de charcutería
  • Quesos fundidos
  • Patés
  • Conservas de carne y de pescados
  • Caramelos
  • Sucedáneos de café
  • Frutos secos tostados con sal

Alimentos que no contienen gluten:


  • Leche y derivados: queso, requesón, nata, yogures y cuajada
  • Carne fresca, congelada y conservadas al natural
  • Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos, y en conserva al natural o en aceite
  • Huevos
  • Legumbres, tubérculos, frutas, verduras y hortalizas
  • Azúcar y miel
  • El arroz y el maíz son cereales que no contienen glúten
  • Aceites y mantequillas
  • Café en grano y molido, infusiones
  • Vinos
  • Frutos secos naturales (con o sin sal)
  • Sal, vinagres de vino, especies en rama y grano

En caso de que se trate de un niño que empieza a tomar alimentos sólidos, es posible encontrar alimentos infantiles sin gluten en las farmacias.

Fuentes web:

El siglo de torreón (https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1546597.como-ahorrar-en-nuestra-salud-seguro-de-gastos-medicos.html)