jueves, 17 de enero de 2019

Tips para un entrenamiento seguro en la cinta de correr


Hay varios elementos importantes para un ejercicio en la cinta que sea efectivo. Unas cuantas cosas para tener en mente son:

Calienta siempre

Es esencial estirar los músculos y calentar bien caminando sobre la cinta a una velocidad que no supere los 3 kilómetros por hora durante uno o dos minutos. Estirar los cuádriceps, los femorales y las pantorrillas es muy importante ya que serán los músculos directamente involucrados en el ejercicio. Una vez que tu estado físico aumente con el tiempo prueba calentando o tratando a una velocidad un poco mayor, lo que es básicamente una caminata vigorosa o un jogging ligero.

Incrementa tu entrenamiento lentamente

De tu estado físico actual, deberías mantener un nivel de entrenamiento fácil para comenzar y luego ir incrementando gradualmente hacia el próximo nivel o dificultad. Ir más rápido de lo que se puede es darles a tus músculos más de lo que pueden soportar o estimular el abandono y hasta posibles lesiones. Una manera de hacerlo es mantener el ritmo o nivel durante dos, tres o cuatro semanas antes de moverte hacia el siguiente nivel, o aumentar la velocidad o la inclinación. No intentes apurar los resultados, hazlo a tu ritmo y construye tu estado físico o salud a partir de allí.

Siempre enfría

Saltar de la cinta luego de correr a sentarse directamente en el sillón a ver TV es una invitación a los calambres o peor aún. Como parte de tu entrenamiento tienes que reducir la velocidad y bajar el ritmo para permitirle a tus músculos y a tu corazón su normal recuperación mientras te estás moviendo. Luego al bajarte estira todos tus músculos.

Ahora hablemos de conseguir resultados.

Lo básico de arriba está bien y es algo que tienes que hacer, pero sabemos que lo que realmente quieres son consejos o ejercicios que te ayuden a eliminar grasa y a esculpir tu cuerpo eficientemente.
Una de las claves para un entrenamiento eficiente en la cinta es variar la velocidad. Esto no solo te proveerá un mejor ejercicio cardiovascular, sino que podrás hacerlo en menos tiempo y ejercitar diferentes grupos musculares mientras vas cambiando la velocidad.

Pero como hablamos antes, no importa el tipo de cinta de correr que decidas comprar, siempre haz el calentamiento previo, el enfriamiento y los estiramientos.

En el medio, por supuesto puedes elegir diferentes tipos de ejercicios dependiendo de los resultados que estás buscando.

miércoles, 16 de enero de 2019

Artrosis de rodilla y suplementos dietéticos


En un artículo publicado en la revista The New England Journal of Medicine del 23 de Febrero de 2006, un extenso grupo de investigadores de varias universidades de EEUU, bajo la dirección del Dr. Clegg de la División de Reumatología de la Universidad de UTA, se proponen evaluar la eficacia y seguridad de la glucosamina y del condroitin sulfato, solos o combinados, en el tratamiento de la artrosis de rodilla.

En este ensayo clínico, diseñado como multicéntrico, prospectivo, aleatorizado, a doble ciego y controlado por placebo, 1.585 pacientes (la edad media de los pacientes fue 59 años, y el 64% fueron mujeres) con artrosis de rodilla sintomática fueron asignados para recibir 1.500 mgrs de glucosamina al día, 1.200 mgrs de condroitin sulfato al día, glucosamina y condroitin sulfato ambos combinados, 200 mg de celecoxib al día, o un placebo, durante 24 semanas.

Fue permitida una dosis de hasta 4.000 mgrs de acetaminofeno al día como analgesia. La asignación de los pacientes fue estratificada de acuerdo con la intensidad del dolor de la rodilla (dolor leve -1.229- frente a dolor de moderado a intenso -354-).

Cómo disminuir el dolor de rodilla


La medida primaria del resultado fue una disminución del 20% en el dolor de la rodilla a las 24 semanas de tratamiento (evaluado con una escala analógica) respecto al dolor de la rodilla evaluado al inicio del ensayo clínico.

Los resultados de personas que sufren de diabetes mellitus han sido los siguientes: Globalmente la glucosamina y el condroitin sulfato no fueron significativamente mejores que el placebo en la reducción del dolor de la rodilla en un 20%. En comparación con el porcentaje de la respuesta del dolor al placebo, la respuesta a la glucosamina fue 3,9 más alta, la respuesta al condroitin sulfato 5,5 más alta y la respuesta a la combinación de ambos 6,5% más elevada.

El porcentaje de la respuesta al celecoxib fue 10,0 más elevada que la del placebo, por lo que quedó demostrado que el consumo del arroz es importante para el organismo. Para los pacientes con dolor entre moderado e intenso en la fecha de comienzo del ensayo, el porcentaje de la respuesta al tratamiento combinado con glucosamina y condroitin sulfato fue significativamente más elevada que la respuesta al placebo.

Las conclusiones del grupo investigador son las siguientes: La glucosamina y el condroitin sulfato, administrados aisladamente o en combinación, no reducen efectivamente, en el grupo global de pacientes estudiados, el dolor de la rodilla artrósica. Sin embargo, el análisis de los datos obtenidos sugiere que la combinación glucosamina / condroitín sulfato puede se efectiva en el subgrupo de pacientes con dolor entre moderado e intenso.