viernes, 28 de septiembre de 2018

Adelgazar manteniendo una actitud totalmente positiva


Adelgazar manteniendo una actitud totalmente positiva. No ser capaz de mantener la motivación, una alimentación limitada y terror a convertirse en una persona malhumorada, irritable, son algunas trabas a superar a la hora de realizar una dieta.

Las dietas con muchas restricciones resultan desmotivadoras y la tasa de fracaso es alta. Para mantener la motivación durante todo el proceso se recomienda aplicar estos consejos para mantener una positiva actitud.

1. Fijarse objetivos realistas

Hay que entenderlo como un proceso. Sólo así, será una forma permanente y saludable. No es bueno el fijarse metas alejadas de realidad como la disminución de bastantes kilos en un tiempo corto o la talla de ropa que se teníamos con 18 años tratar de conseguirla. Cuando nuestro cuerpo ya ha experimentado importantes cambios como, un embarazo por ejemplo.

2. Aprender a ser nuestro mayor admirador

Es lo más difícil, es importante que la persona en proceso de adelgazar se sienta satisfecha con los logros va alcanzado. Adquirir buenos habitos respecto a un tipo de alimentación más saludable, realizar un desayuno completo cada día, potenciar la actividad física.

3. Empezar con cambios de a poco

Si nunca se hemos practicado deporte alguno, no podemos pretender, correr una maratón. Asumir que nos grandes cambios que afectan nuestro estilo de vida podrían tener ser difíciles de llevarlos a cabo más aun mantenerlos en el tiempo. Es bueno que los cambios vayan siendo de forma gradual. Si el caso es que la actividad física, empezara con pequeños gestos como caminar parte de un recorrido que hacíamos en coche o transporte público esto puede llegar a ser un buen inicio un cambio.

4. Premiarse de vez en cuando

Prohibiciones en lo que se refiere alimentos no son aconsejables en una dieta ya que dejar de disfrutar, de un momento a otro, de algo a lo que estábamos acostumbrados, se vive como un suplicio. Premiarse con algún capricho evitando excesos claramente permite reconocer y celebrar el esfuerzo realizado. Así que nada de sentir remordimiento culpabilidad al disfrutar del placer de un exquisito bombón o de una copita de vino. Estos pequeños detalles son totalmente compatibles con una dieta equilibrada. Así que date un gusto un pequeño placer.

5. Tratar de hacer cómplice al entorno más directo

Es sumamente importante que nuestro entorno más cercano sepa que su apoyo también es necesario. De esta forma, se evitaremos los regalos que aportan calorías o situaciones violentas como la insistencia para repetir una ración en un evento social como invitaciones a locales de comida rápida.

6. Divertirse intentando cocinar

Disfrutar de la comida con platos apetitosos y adelgazar eso si es posible. Basta con comer las raciones correspondientes y preferir alimentos ricos en fibra y proteínas, con grasas saturadas en menor cantidad al igual que azúcares y sodio que otros alimentos de su misma categoría. Además, hay que preferir cocciones como la cocina al horno o al vapor, que nos proporcionan una cocina más sana.

7. Disfruta del aire libre y mantente activo

Con buen tiempo, no tienes excusa para no escaparte a un parque en tu ciudad o disfrutar de una excursión en el medio natural con tus amigos, esto será un beneficio para el cuerpo y para la mente. Este tipo de cosas mantienen el buen humor sin duda.